Nuevo abandono de cachorros con triste final
Nuevo abandono de cachorros con triste final

Hoy hemos vuelto a encontrar un bote en nuestra puerta. Nadie ha llamado ni ha avisado. Al salir de casualidad, Leonor se ha encontrado un bote de plastico tapado. Ahí habían abandonado a un grupo de cachorros de gato.

Abandonados a pleno sol, en la calle, en una puerta donde no es visible, sin que supieramos que estaban ahí. Les hemos encontrado ya muertos.

Un gato, como un perro, como muchos animales, no puede aguantar en un lugar cerrado más de 10 minutos de calor. Unos pobres cachorros todavía menos. Ya van varias camadas que aparecen en la puerta del refugio, todas encontradas por casualidad in que nadie se dignase a avisar o a llamar porque tenía un problema y no sabía qué hacer con los gatitos. Esta vez no hemos llegado a tiempo. No hemos podido salvarlos. Y eso es terrible.

No sabemos quién está dejando estas camadas, aunque es poco probable que alguien de lejos se tome todo el camino hasta el refugio para abandonarles. Nos parece indignante que hoy en día tengamos que encontrar a cachorros al borde de la deshidratación, dejados como cosas, puestos a pleno sol o al aire una noche lluviosa… Esta vez no hemos llegado a tiempo. Y llegaríamos siempre si las personas llamasen a nuestra puerta y nos pidieran ayuda. Podríamos encontrar soluciones.

¿Vale la pena jugar con la vida de estos inocentes por no dar la cara?