Viu
Viu

5/11/2012

Viu, cuyo nombre de esclavo era Abu Simbel, fue rebautizado como VIU, al llegar al refugio; en un intento de devolverle algo de vida a su espíritu, porque el cuerpo, cansado y explotado tras 25 largos años de esclavitud, estaba aún en pie aunque en un estado muy precario.

Viu fue abandonado en una hípica por su antigua dueña, C.S. que se había hecho gracias a él, un nombre y un prestigio en la Doma Clásica.
Con 25 años, una artrosis avanzada y hormiguillo y degeneración crónicos de la planta del pie que luego degeneraría en tumores fúngicos, a pesar de que era un Westfaliano de pura raza y que había costado millones cuando era joven, ahora, ya no valía nada.

Vivió tres largos años abandonado en una cuadra de esa hípica,viendo a la gente pasar de largo, insensibles a su dolor y a su soledad. Por fín una persona, entre tanta gente, nos avisó de su situación y consiguió la cesión del caballo abandonado a nuestro refugio.
Aquí Viu tuvo por fin una vida de caballo, aunque su destino ha sido cruel pues tres de las compañeras que eligió partieron antes que él , las queridas Nonna, Bianka y Carisma, causándole cada pérdida un profundo dolor, de ahí su mirada, siempre triste.

Los dos últimos años los ha pasado con la leal compañía de Zaida, otra de nuestras preciosas abuelitas, que le ha acompañado hasta el final.
Ahora Viu ya descansa, la temida decisión de ponerlo a dormir para siempre tuvo que ser tomada para ahorrale más sufrimiento pues su enfermedad en los cascos le producía un dolor imposible de soportar y ninguno de los analgésicos le hacía ya efecto.

Viu, caballo triste, ahora ya estás otra vez con tus amigas, seguro que podéis galopar por las nubes y saltáis sobre los rayos de sol para iluminar el atardecer, Viu has dejado un rastro indeleble de amor y admiración, no te olvidaremos nunca.

Hasta siempre Viu, el caballo más majestuoso, bello y señorial que he tenido el honor de conocer.