Milagro
Milagro

MilagroUnos voluntarios amantes de los animales, fueron de visita a un pueblo naturista que se llama El Fonoll, porque tenían noticias sobre como se encontraban los animales allí. Y encontraron un potrito que estaba en muy mal estado, porque su madre había muerto y él era muy pequeño para comer paja, que era lo que se le estaba suministrando.

A esa edad solo maman leche y tiempo más tarde poco a poco comienzan a comer pequeñas briznas de hierba o heno.
El caso es que consiguieron que el propietario lo se los vendiera y llamaron a Leonor, para entrarlo al Refugio. En cuanto salío de El Fonoll lo enviamos al Htal Veterinario de Bellaterra , porque estaba muy débil y tenía mucha parasitosis interna.
Una semana más tarde, lo trajimos a casa y desde entonces muy vigilado ha ido haciendo progresos y cada vez está mejor.

Historia contada por sus salvadores.

Milagro nació en la finca en la que malvivía su madre con 5 caballos y casi 20 burros más… Sin ningún tipo de atención veterinaria, alimentados exclusivamente a base de paja seca, y totalmente expuestos a la intemperie en un lugar en que a lo largo del año la temperatura oscila desde temperaturas bajo cero hasta sobrepasar los 35ºC.
Nosotros conocíamos la situación y, a sabiendas de que antiguas denuncias no habían servido de nada, entablamos una relación formal con el dueño con la esperanza de introducir cambios para ayudar a los animales.

Milagro Nació en la primavera, casi entrando el verano del 2011, su madre era la más débil del grupo de caballos estaba desnutrida y parecía enferma.
Dos meses después de que naciera Milagro su madre ya no pudo aguantar más y se echó en el suelo para no volverse a levantar. Y allí estuvo más de 4 días, sin moverse. Había órdenes específicas del amo de que no se le diera ni agua. Agonizó al lado de su hijo hasta que por fin dejó de sufrir. Después arrastraron su cuerpo con el tractor y lo abandonaron en medio de un bosque dentro de la misma finca.
Milagro de apenas dos meses se quedó allí, sin moverse del lado de su madre, y después de la muerte de ésta, el amo de la finca se limitó a dejarlo libre del cercado para que pudiera pastar…paja!.

al fondo su madre-318x218

al fondo su madre

pasos hacia la vida-318x218

ayuda hacia la vida

conociendo el refugio-318x218

conociendo el Refugio

Por desgracia solo nos enteramos de lo ocurrido cuando fuimos allí para hacer la primera desparasitación de los animales y nos encontramos con que Milagro estaba solo. Nos enteramos de la agonía por la que había pasado su madre gracias a los trabajadores que había allí, que nos explicaron lo ocurrido.
Fuimos directos a hablar con el amo para saber cuales eran sus intenciones con Milagro, su respuesta fue tajante “el potro está bien, no necesita leche, come bien, yo creo que saldrá adelante, no hay mejor veterinario que la naturaleza”
Al final nos dijo que si queríamos llevárnoslo lo vendía por 200 €.

Llamamos inmediatamente a Leonor quién nos había dado anteriormente mucho asesoramiento y le explicamos la situación y se ofreció para hacerse cargo del animal viendo la urgencia.

Ese mismo día le dijimos al dueño que teníamos un “comprador”, y sin darle más información pagamos de nuestro bolsillo la salida de Milagro de la finca. Dos días después vinieron a buscarlo y se lo llevaron directamente al Hospital Veterinario de Bellaterra, y luego de pasar varios días ingresado lo llevaron al Refugio donde encontró una segunda oportunidad de vivir.

en casa sept 11-318x218

en casa

en el pajar un mes después-318x218

en el pajar, un mes después

potrin-318x218

Milito