SÉ UNA MADRE O UN PADRE ORGULLOSO… ¡APADRINA!

Con esta aportación nos estarás ayudando con el mantenimiento de todos nuestros habitantes, además de gozar del privilegio que es tener un ahijado.

Cuando apadrinas a un animal se crea un vínculo especial entre él y tú, y es cuando de verdad empiezas a ser partícipe directo en su vida. Podrás venir siempre que quieras a visitarlo, mimarlo y hacer que se sienta especial llevándole alguna golosina o capricho.

Además, disfrutarás de muchas más ventajas, como descuentos en las actividades del refugio, etc.

Fields marked with an * are required